Noticias y novedades

31 Mayo 2018 Compartir

Antes de la suba del dólar, los inmuebles aceleraron los precios


Durante el mes de abril, se obtuvo un aumento del 2,2% de su valor en pesos, siendo éste el más pronunciado desde el 2014.

A causa de esta suba, el precio de los inmuebles en el mencionado mes, se aceleró, culminando con una etapa en la que la moneda extranjera parecía estancada y por ende, aumentando el costo de los alquileres. Si seguirá aumentando o no, es un tema que genera incertidumbre.

El dato creado por el diario El Observador (Índice de Precios de Oferta de Inmuebles, cuya sigla es: IPOI-EO) nos muestra que el aumento del 2,2% llevó a que en los últimos 12 meses, la suba totalizara en un 5,9%. ¿Qué es lo que evalúa el IPOI-EO? Es un indicador que da cuenta del precio del metro cuadrado –medido en dólares- que piden los propietarios de vivienda en el Dpto. de Montevideo.

Por otra parte, la tasa de aumento interanual también alcanzó un máximo en el último mes. Durante marzo era de 4,9% y en abril del año pasado, llegó a 4,3%. El indicador IPOI-EO, se conforma al procesar la totalidad de los avisos clasificados activos en las principales páginas especializadas, al cierre de cada mes. Esos datos son luego saneados para evitar duplicados y también filtrar aquellos avisos que poseen información incompleta o inconsistente.

La nota también menciona que la suba en dólares del precio de inmuebles, es consistente con la evolución del tipo de cambio y de los alquileres, los cuales como veíamos, han ido acrecentando su costo.

En caso de las Unidades Indexadas (UI) en el precio de los inmuebles, se presentó una suba en el último mes de 1,9%, pero viene de acumular una caída de 0,8% en los últimos 12 meses.

Si bien los precios de as propiedades se expresan generalmente en dólares, conviene hablar de los datos tomando en cuenta una moneda más ligada a estas transacciones, como es la unidad indexada, así que El Observador destaca la importancia de la misma si se desean realizar análisis más exactos.

Las referencias aportadas por las compraventas y alquileres

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en los últimos 12 meses (tomando en cuenta el período desde abril 2017 a abril de 2018) han presentado una baja del 0,9% en UI. El  mismo ritmo de caída que también se produjo en los precios de oferta de los inmuebles.

Este desfasaje entre precios (los que están en dólares y en Unidades Indexadas) puede explicarse por el atraso cambiario que alcanzó su momento crítico en abril, antes de que el dólar presentara las subas más destacadas.

Las consecuencias de este hecho generaron que si bien se necesitara más dólares para acceder a una vivienda, la capacidad de compra en ladrillos se viera incrementada. En el último período abril 2017-2018, ese aumento fue del 2,5%, el cual a su vez, venía de recibir un incremento previo del 16,2% en abril del 2017. Gracias a este aumento en el poder de compra,  se produjo una reactivación del sector luego de un año no tan bueno como fue el 2016.

Con el dólar a $28,3 en promedio en las operaciones interbancarias de abril, se justificaba el aumento de precios medidos en esa moneda. No obstante, este panorama cambió por completo en lo que va de mayo. El dólar cerró días atrás a $ 31,15 y eso implica que de mantenerse el precio de oferta de los inmuebles (con relación al mes de abril) se producirá una caída de 9% en el poder de compra.

Los operadores de mercado por ejemplo, ya están viendo una mayor “precaución” en la compra de inmuebles y en casos más extremos, se han presentado cancelaciones. Además, la evidencia histórica demuestra que los propietarios muchas veces tienen problemas para bajar los precios de oferta de las propiedades y en caso de una “apreciación brusca del dólar”, optan por retirar las mismas del mercado antes que “perder patrimonio medido en dólares”

La construcción ha perdido miles de puestos de trabajo

La información brindada por el Banco de Previsión Social (BPS) en febrero de este 2018, da cuenta que la cantidad de ocupados en la construcción (el personal directo de obra) ascendió a 42.451 miembros. Este dato nos indica que se habrían ocupado casi 1.300 trabajadores más que en enero de 2018, pero cerca de 3.300 trabajadores menos que los registrados en febrero de 2017.

Además, los datos publicados en mayo por la Cámara de la Construcción, nos muestran que la “trayectoria de la cantidad de ocupados” de forma directa continúa en retroceso. Es más, si se considera solamente al mes de febrero, con el dato de 2018, se devela que es la quinta caída interanual consecutiva.

En el año 2013 fue cuando se registró uno de los picos más importante de trabajadores, llegando 67.993 en febrero. Cinco años después, los puestos de trabajo son 25.500 menos, es decir, unos 42.493.

Material generado a partir de la información del diario www.elobservador.com.uy

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS PLAZA MAYOR 2005 ®